EL VERANO YA ESTA AQUÍ Y LOS KILOS DE MÁS...¿TAMBIÉN?. UNOS SENCILLOS CONSEJOS

                                             




Se acerca el verano y con el las "crisis de imagen" que sufrimos con la inevitable merma de la ropa que cubre nuestro cuerpo. Pero claro, no es ni medianamente bueno obsesionarse con nada y mucho menos con lo que nos "sobra". ¿No crees?

Si no hemos atajado antes el problema, lo más sensato es pensar que es absolutamente imposible eliminar de la noche a la mañana esos kilitos de más. Hace falta tiempo. Por lo que el principal argumento para conseguirlo es la PACIENCIA. Por tanto vamos a esbozar unas líneas sencillas pero esclarecedoras de lo que debe ser nuestra actitud para conseguirlo.

  • Fíjate un objetivo.Es necesario fijarse una meta. Debes considerar cuánto peso quieres perder (sé moderada y racional), pero no debes imponer una fecha. El ritmo de pérdida es distinto en cada persona. No te obsesiones con el tiempo; lo que cuenta es el resultado final, no el tiempo que te ha costado conseguirlo.


  • Olvídate de la balanza. Puedes comprobar cómo va tu dieta sin necesidad de someterte al imperio de la balanza. Tu armario será la mejor medida. Una dieta hipocalórica te servirá para perder peso y centímetros. La cinturilla de tus faldas y pantalones te delatará inmediatamente.


  • Concédete algún caprichito. No te castigues permanentemente con comidas pobres y escasas. Una vez a la semana date algún capricho gastronómico. Eso sí: no seas excesivamente generosa en tus concesiones. Se trata de romper la monotonía y las restricciones, pero con límites.


  • Potencia tu atractivo. Debes sentirte guapa. No basta con que idealices la figura que conseguirás cuando termines la dieta, debes aprovechar todo tu atractivo natural. Maquíllate y vístete para gustarte. Si te sientes bien, estarás más optimista y vital y afrontarás con mayor entusiasmo la dieta.


  • Diviértete. ¿Quién te ha dicho que el menú dietético tiene que ser aburrido? Si crees que todas las ensaladas son iguales compra algún libro de cocina dietética. En él encontrarás infinitas posibilidades para enriquecer tu menú diario.


Busca otros placeres. Es cierto: la comida es más que una necesidad; es un placer. Pero, existen otros???......

No comments:

Post a Comment